viernes, 27 de febrero de 2015

Murió Leonard Nimoy


El 27 de febrero murió en su casa en Bel Air, California, el actor, músico, director y fotógrafo Leonard Nimoy, mundialmente recordado por su interpretación del Señor Spock en la franquicia Star Trek, debido a una enfermedad pulmonar. Tenía 83 años.
            Nimoy era hijo de un matrimonio de inmigrantes ucranianos, judíos ortodoxos, y había nacido en Boston el 26 de marzo de 1931. Realizó pequeños papeles en cine hasta que a fines de los años cincuenta se volcó completamente a las series de televisión, como invitado en algunas de las series más populares de la época (Perry Mason, Caravana, General Hospital, The Twilight Zone) hasta que obtuvo su primer protagónico en Star Trek (80 episodios entre 1966 y 1969). Aquí compuso al Señor Spock, un vulcano que se caracterizaba por su falta de sentimientos y por llevar la lógica hasta su extremo, haciendo de contraparte del Capitán James T. Kirk (William Shatner), más cercano al estereotipo de héroe norteamericano.
El capítulo piloto, “The Cage”, fue objetado por los productores por la presencia del personaje que interpretaba pero Gene Roddenberry, el creador, se opuso a eliminarlo porque rompería con el equilibrio que había alcanzado.
            Cuando fue dada de baja la serie televisiva, Nimoy intentó redireccionar su carrera, tratando de salir de la enorme sombra que emanaba Spock. Fue protagonista de Misión imposible durante las temporadas 1969 a 1971, haciendo el papel de Paris, pero no pudo despegarse del rol que lo hizo conocido mundialmente. Esto se haría aún más difícil porque la Star Trek original tuvo varias encarnaciones: The Animated Series (1973-1974), en la cual casi todos los actores originales pusieron sus voces y a la que Nimoy originalmente se negó a formar parte porque no estaban George Takei ni Nichelle Nichols, señalando que sus personajes eran una prueba de la diversidad étnica del futuro, y además las sucesivas películas, incluyendo una última aparición en Star Trek: In the Dark (2013), de J. J. Abrams.

            Además, Nimoy estuvo a cargo de la dirección de dos de las películas: Star Trek III: The Search for Spock (1984) y Star Trek IV: The Voyage Home (1986), y otra película que nada tiene que ver con la serie de la nave Enterprise: Tres hombres y un bebé (1987), que fue un gran éxito comercial. En 1975 publicó primer autobiografía, I am not Spock, donde mantiene diálogos con el Señor Spock, y veinte años más tarde salió un segundo tomo, I am Spock, donde cuenta cómo había llegado a identificarse con el personaje y cómo, como actor, también había influido en el rol. En los últimos años, Nimoy se había dedicado cada vez menos a la actuación y más a escribir poesía y a la fotografía en blanco y negro.
            Pocos personajes adquirieron un reconocimiento tan extendido como el Señor Spock, que encarnó la razón y la lógica, y que, con sus orejas en punta y su flequillo, dieron forma al primer alienígena amable pero verdaderamente extraño de los medios audivisuales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada